miércoles, 28 de mayo de 2014

PETE DELLO & FRIENDS Into Your Ears



Para coherencia , la de Pete Dello  , que una vez  alumbrado  Into your ears  y sabedor de haber  alcanzado la sutileza  y la excelencia  se retiró  para dedicarse al estudio de las cosas humanas ; tarde , pero ahora es cuando empiezo a comprender  y a ser algo menos ignorante de las cosas  ; por eso este incunable  viene a clarificar las cosas  aunque se desdoble en múltiples interpretaciones ; parece mentira que un pop pluscuamperfecto  casi medieval de cámara , que no barroco como ha sido habitual el definirlo  pueda  , quitando más que añadiendo ,  romper ese axioma que  deja caer como quien no quiere la cosa de que la originalidad  es una falacia  .

Lúcida coherencia la de Pete Dello  , que no la mía ; su obra  combina creatividad y sensibilidad  extrema , incluso el candor y la sencillez que desprende  puede espantar  a más de uno  ; no te asustes , su lúcida sencillez  te dará serenidad ; es como moldear con la mano la figura propia  de barro que quieres recrear y encuentra su ignoto contrario  , es ARTE  desprejuiciado que una   vez  hayas  sacudido el árbol  van cayendo  las frutas  que andaban  pudriéndose ; un regalo que no exige  demasiada colaboración ya que cada detalle  va descubriéndose  sutilmente como en un juego infantil ( Into Yours Ears es como un cuento  )  , ese tan estimulante  que siempre está alerta a interpretar  libremente  tantos signos e indicios  que previene del adormecimiento y el sopor , el mismo que soportamos  hoy  ; así a bote pronto  me sobreviene  la  magistral introducción rítmica de la exquisita  I´m A Gambler ( minuto 05.54 ) en el momento oportuno ( precisión quirúrgica )  , una de las muchas delicadezas  de inhabitual pulcritud  que inunda Into Your Ears ; eso es organizar las minúsculas ,quitar más que añadir  , saber hacer grandes canciones , querer aumentar el propio latido .

Qué acertado estuvo este  moderno trovador  una vez que , finiquitados los magistrales Honeybus , dejó registrada esta grabación deliciosa  sabiendo  que se bastaba a sí mismo  y no necesitaba otro en el que afianzarse ; lo hizo y ya está , supo capturar  la sugestión que en realidad buscamos  y lo hizo en forma de hermosas canciones ; intuitivo , Pete Dello  sabía que al fin y al cabo el futuro  nos condiciona  y obliga más que el pasado , lo por venir de lo ya  acontecido , lo posible de lo que ya se ha dado , lo no probado  de lo descartado , lo que pretendemos conocer  de lo que ya hemos conocido  , yo  también siento hoy cierta pereza retrospectiva  ni sé de la próxima vez aunque haya habido una previa .



Canciones inmensas  de profunda sencillez ,  brillo pop vestido en escueto ropaje  , ensimismada  sensibilidad  nada lesiva , de esa que solo unos  pocos consiguen extraernos por un rato de nuestro mundo …….  

sábado, 17 de mayo de 2014

HISS GOLDEN MESSENGER Brother , Do You Know the Road ?

Encuentro en la perezosa cadencia de Brother,  Do You Know the Road ? una ventilación  desde la que poder  extrapolar  a otros ámbitos  una nada pretenciosa   reflexión existencial  ; como un cálido blues que esconde  en su vientre  su contrario  no cae en la falsa trascendencia  , al menos  la reminiscencia de esa secuencia gospel de preguntas  que obtiene respuesta inmediata en su coro  le hace pensar a uno en que es desde el error y la duda desde la que partimos  y que es  la elocuencia , la rica impronta musical de MC Taylor  la que te facilita  representaciones  - ya que ni los colores se oyen ni los sonidos se ven -  o imágenes subjetivas con las que dar significación  a las cosas y dirigirnos a ellas  , entrar en relación con ellas  de la forma  menos manoseada posible ; entre el folk y la Biblia  , el soul  y la tierra  , el blues  y la espina  , se libera esta grabación  que no encontró su lugar  en ninguno de sus discos  y sin embargo  sirve  de presagio y avanzadilla  como presentación de un nuevo disco que aparecerá pasado el verano ; de poco sirven los manuales  críticos ante tanta exquisitez  , al menos el  ensimismamiento  al que me ha llevado impide su verbalización ; y es que su canción alcanza distintas gradaciones …

Brothers,  Do You Know the Road ? no esconde la sugerencia que la alberga  , el retrato ya lo fijó  Randy Newman que cantó y  contó como nadie  América , la muerte , la familia , el sexo , el ocaso , la soledad y el miedo ; pero  su resonancia y nitidez es otra nueva muestra  del sentido del equilibrio y la proporción de esa bendita  alianza que es  Hiss Golden Messenger  ; su fino tratamiento del sonido , sus matices , no logran ocultar  la huesuda desnudez  y profundidad  de su canción  , la tierra madre ; al final va a ser cierto eso de  que la alegría o la tristeza son simples coloraciones .


Ensimismado .  

miércoles, 14 de mayo de 2014

THE MAN AND THE DONKEY

A ver si hay suerte , al menos en  esta ocasión voy de suplente en la composición de la mesa electoral  ; no me libro de ninguna convocatoria a las urnas , esto ya pasa de castaño oscuro ; ´ tienes una carta en tu mesilla papá  , no sé si te va a gustar mucho ….. ´ .. me dice Santi  cuando regreso de noche de  otra jornada laboral en otro centro de trabajo ( han empezado las sustituciones ) lejos de casa ; me lo imaginaba , de verdad   que me rompe de nuevo los esquemas , sólo tengo los domingos para estar con los míos , disfrutar de su compañía  , cuidar el jardín , preparar en la terraza  el aperitivo  de alcachofas y espárragos fritos aprovechando que su mejor momento está finalizando , preparar un porrón fresco de vino de Cascante o Monteagudo con gaseosa , dar un paseo por el campo por la tarde y leer y poner algún disco perezoso por la tarde ….. quizá Hiss Golden Messenger , Mojave 3  ; quizá Giant Sand o  American Music Club .
Ojalá tenga suerte y me manden de vuelta a casa , si supieran qué pienso en realidad  de esta farsa  no me convocarían , ni siquiera aparecería  en listado alguno , me siento desvinculado totalmente de este tinglado ; la verdad , es una molesta incomodidad  para quien se siente alejado de todo este sistema de presiones y vive en una comunidad pequeña , esa que todavía  vigila e intenta moldear  aun más a quien detecta como  un disidente , un raro  , un inconformista , un aislado ; mira que soy respetuoso y les dejo vivir en paz aunque ellos no lo hagan dedicados en cuerpo y alma como están a vigilar , moldear , manejar  la conciencia del grupo como estan  ; claro , están aleccionados para ello y saben que no escondo peligro alguno , quizá sea por eso que soy convocado a formar parte de mesa electoral cada vez que hay consulta ; ojalá me manden de vuelta a casa esta vez .
La primera que vino a mi mente cuando conocí la notificación  fue No Fun de Stooges  , asociación espontánea de fácil ocurrencia  y la pongo , claro , siguen siendo biberón y banda sonora de mi disconformidad  ; pero es al riff  de The Man and the Monkey al que me agarro  como clavo ardiendo  en protesta por  una obligación ( deber , derecho cívico le llaman ) mal aceptada  y como símbolo de la reivindicación de mi individualidad   ; The Man and the Donkey  refleja  el desapego  ( desafección que dicen los modernos , periodistas y  sociólogos) que siempre he sentido  con el pensamiento homogeneizado y mi compromiso  y pasión  por la cultura rock ; la que me ayuda una vez más a soportar  de nuevo el trance de perder mi tiempo  por lo que no siento el más mínimo interés .
The Man and the Donkey es una canción importante para mí ; la pincho cada vez que alguien viene a casa como en un intento de resumir  lo que ya no es resumible  ; e incluso la he pinchado en alguna fiesta de juventud pero no sirvo para pinchar , hay que valer para eso , me disperso en muchas cosas muy distantes entre sí  como queriendo demostrar que todo tiene el mismo  punto de origen ; es su riff , básico , excitante y pegadizo  el que da nuevo brío contra el que enfrentarse a la farsa  en el que me vuelvo a ver involucrado ; ojalá me manden de vuelta a casa .

viernes, 9 de mayo de 2014

ARTHUR ALEXANDER Crecí escuchando country de día y el blues por la noche.......



Crecí escuchando country por el día y el blues por la noche…..

 Se dicen tantas cosas …. incluso que la propia muerte puede llegar a ser intuida ; no sé si tanto aunque no dude de que quizá se llegue a la incómoda sensación de la repetición del ritmo de la vida ; es posible que el riesgo que adoptó Alexander al trasladarse a Cleveland en 1977 lo hiciera más vulnerable sin pensar que moverse protege ; quizá la falta de éxito más allá de un prestigio doméstico ( salvo la apropiación de unos jóvenes músicos ingleses que capturaron –vieron pop - enseguida la flexibilidad de su música ) y el consumo desmedido de alcohol y hierbas le paralizase y se viera en la necesidad de huir ; es pues la suya una historia común que no alberga complejidad , como sus canciones , una historia de fortaleza y debilidad , de desahucio emocional ( Rainbow Road – The Warner Bros Recordings ) y de ausencia de aristas que limar ; por tanto próxima , insoportablemente humana porque todos escondemos la misma historia , cercana , tanto como su voz amable contaminada de necesidad , de campo de algodones , de amor , capaz de transformar un lamento en niebla country soul diseñado en pop donde descansar ; voz clara y oscura donde cumplen distancias el trazo de la ilusión , la soledad , la resignación , el miedo y el amor .


 Crecí escuchando country por el día y el blues por la noche ……


 Aunque rescato sus últimas voluntades Lonely Just like Me festejo en realidad su nacimiento un 10 de Mayo y por eso no salen mas que palabras de íntima gratitud aunque su espontaneidad elimine coherencia . Tomó la decisión de poner pies en polvorosa sin juzgar a nadie , ya me tenía ganado de antemano ; y claro que lo pasó mal , muy mal , fatal , a todo el mundo le gusta saberse querido y le entristece saberse olvidado ; brindo por el impulso de Ben Vaughn en buscarlo , encontrarlo y pasarle el micrófono ; y en posibilitar de nuevo que la peripecia vital de Arthur Alexander fuese condensada y destinada a enriquecer y nutrir su cantar después de pasado tanto tiempo , tiempo que ya había sido ya fijado e imposible de reconducir o evitar , como nos pasa a todos ; lo que ocurre es que la densidad de su soledad acumulada , hace que de nuevo esa dicción ( basta escuchar que gradación alcanzada en palabras como girl ,misery , love , friend o cry )vuelva a estremecer por su hondura musical y exquisitez melódica . No hay luz sin su inseparable sombra , por eso aunque perciba este último testamento de Alexander contra el que quedar derrotado y abatido por la propia dureza de la vida también es una convocatoria a la esperanza , una clara demostración de cómo remontarse .


 Crecí escuchando country por el día y el blues por la noche …


 Que manera tan insospechada de marcharse , justo cuando iniciaba la gira de este Lonely Just Like me , justo cuando había dado nuevamente precisión plástica y sonora a sus sentimientos y pensamientos , la sonrisa de su portada es existencia cuajada , vivencia tan sencilla como sus canciones entonadas con su voz amable ; y delineadas a la vieja usanza por los mejores , sólo con nombrar a Donnie Fritts ,Reggie Young , Dan Penn y un brillante Spooner Oldham basta para saber que se trata de un registro honesto y sincero ( la música está por encima de todo ) cuya exquisitez se deba quizá precisamente a su falta de pretensiones ; era , es , el estilo de Alexander , en torno al cual todo se armoniza ya que su sofisticación nace de su cadencia profunda y simple ,de profana espiritualidad ,proporción y emoción, sureña y autoeducada , de transmitir el sentir , las cosas del corazón , lo que le pasa a todo el mundo ; Alexander me enseñó a creer más en la lírica que en la psicología , y aunque tenga una extraña sensación agridulce no me salen más que palabras de gratitud en este día de su nacimiento ; siempre hay detrás de cada disco una historia , o muchas , en Lonely Just Like Me hay toda una vida ; la de ARTHUR ALEXANDER .

martes, 6 de mayo de 2014

MAX JURY



Torpe para definir estilos aun cuando los reconozca al instante , solo me queda la canción ; en este caso tres , las que nutren este artefacto pausado de placidez tan diurna como nocturna confeccionado con notable buen gusto ; no sé quien es este Max Jury , ni siquiera si ha venido para quedarse pero dinamita al menos en parte el jaleo que me llevo ; baba y espuma , sosiego y agitación , me voy de un lugar a otro sin convencional brújula que lo oriente ; aun estoy con fiebre de Del Shannon , Dion , Dave Edmunds , Ian Mathews ( Plainsong , Matthew´S Southern Comfort .. ) o F. P . Sloan , The Grass Roots incluidos al tiempo que me veo un saltimbanqui con vértigo saltando de Remains a Nick Garrie , de Chuck Berry a The Stands , de Mary Gauthier a NRBQ , de Jim Ford a Ken Stringfellow , de Bad Company a Elliott Murphy , de Warren Zevon a The Clash , de Steve Earle a Matthew Sweet , de Nick Lowe a Tony Joe White , de John Hiatt a Pete Dello , de Plimsouls a Jeff Buckley , de Giant Sand a Miguel Angel Villanueva , de Newman a Tweedy , de Levon Helm a Tom Verlaine , de John Phillips a Tom Petty , de Help Yourself a Gun Club , de Chilton a Posies ; a ver como se come esto y sin embargo es mi dieta actual ( que cambiará en cuanto menos me lo espere como siempre ha sido ) que al menos en una efímera pausa recibe dulce tregua vulnerable con estas tres humildes tonadas que reunen una escritura , la de este cantautor ( expresión que debería ya ser desprejuiciada en nuestro lenguaje ) recién llegado a casa , transparente y cálida ; escuchando Something in the Air a uno le da por pensar en un Gram Parsons lúcido jugando solitario con un juguetón piano esquinado sobre la tarima del club o a un John Paul Keith que hubiese decidido levantar el pie del acelerador ; y será porque estoy inmerso en el estudio de toda la historia de la Sun Record Company ( Memphis , Tennessee ) pero siempre allá donde vaya encuentro el rastro de sus pioneros aunque sea subliminalmente como mandan y demandan los tiempos ; a veces piensa uno que la hibridación de géneros es la única salida para momentos tan volátiles como los que vivimos . Sin estridencias , Max Jury .

domingo, 4 de mayo de 2014

STEVE WYNN Amphetamine



Espídico , adictivo  ritmo el de Amphetamine  que no sé muy bien porqué  mecanismos de relación mental asocio a la excitación que ha producido siempre  en mi el trasiego de la búsqueda de discos compulsiva , iniciada de forma prematura a los 14 años aunque ya para entonces había conseguido una buena colección de cintas de cassette  laborada con infantil ilusión y cuidada y minimal caligrafía  en su vacio cartón de datos ; el ritmo de Amphetamine  refleja los nervios  de encontrar  entre las estanterias y cubetas  algo que llevarme a casa  y disfrutarlo  hasta la saciedad  escuchándolo de tirón compulsivamente , soy , sigo siendo de esos ; así , casi sin darte cuenta  , dejándote simplemente deslumbrar sin llegar nunca a comprender  te vas convirtiendo en un collector sin remedio , un coleccionista  que hoy intenta no auscultarse más de la cuenta  sabedor del error que supone el pensar que en nosotros puede haber coherencia y deliberación ;  al menos pude poner  moderación en la ecuación y no dejarme llevar  por la exageración , no entro al trapo  en según que niveles  porque el tiempo  ( siempre miramos el pasado y sus contenidos con un cierto sentimiento de superioridad  , es como si una época  redujera a cenizas a la anterior ) relativiza finalmente todo  y  compruebas que puedes hacerte con tal edición de tal disco sin tener que hacer un desembolso  en tiempo real  a todas luces desproporcionado , al final caen tarde o temprano;  soy de los del dedo sucio de tanto tocarlos , de los que reunimos nuestras nadas y acordamos nuestras dudas , de los que intentamos resumirnos  sin que esto sea posible ; muchos , demasiados errores  , aciertos intuitivos , hallazgos inesperados  , promesas incompletas , dudas , informaciones cruzadas , descubrimientos ignorados ; muchos palos , estilos y escenas y muy poco tiempo ; hoy , sin más , recojo las porciones y cumplo las distancias  con la música  , alimento vital con  el que mi aire ( y el tuyo ) no se oxida  ; menos mal que pude a duras penas  templar en temporadas  para convertir en una excepción lo que era placentera rutina  , más que nada  porque fueron desapareciendo  en una constante agonía ; es la otra cara de la moneda sin rostro del vivir en el campo , rincón de luz y de tiempo , que al menos  dulcifica mi carácter y consigue  alejarme  momentáneamente de cualquier estado del alma complejo ; como esta caudalosa , contundente canción de un inspiradísimo Steve Wynn  que hoy me ha llevado de la mano como casi sin querer  por las muchas baldas de discos donde estos dedos tanto se mancharon   .

Hasta donde te puede llevar una canción , hasta donde .  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...