domingo, 10 de enero de 2016

LITTLE RICHARD EN REPRISE



Que me perdonen los eruditos y puristas en la cuestión  pero  no puedo pasar por alto mi fascinación por éste intento de superación  de la Gran Bestia Parda , ésta etapa en Reprise  que supone un cierto abandono de la extravagancia , si esto es posible en Richard ,sin que esto suponga  dejar de ser el gran grano de pus en el gran culo de la  América puritana  … si alguna vez hubo subversión ( con comedia y humor incluido ,los únicos capaces de hacer saltar por los aires el modo de pensar y sentir convencional )  fue de la mano   de Little Richard , excesivo y acaparador , histriónico y exhibicionista , punk nato y pendón desorejao y maquillado proselitista de sus propias contradicciones ; estaba como una regadera .

Si los ciclos te ponen y te sacan de órbita caprichosamente , el momento en que  Reprise decide acoger a Little Richard no era el precisamente el mejor contexto para relanzar a este raro ejemplar de glorioso pasado que nunca llegó a asimilar que no se le reconociese como el único inventor del rock´n´roll , esto le tuvo siempre en un estado permanente de desasosiego , ego ; la idea inicial era la de poner al día el soul y el ryhtm´blues y el rock  , pero creo  que haciendo sincero balance de sus discos en esta etapa alumbraron grabaciones que se antojan canónicas para cualquier aficionado mínimamente interesado  ; también es notabilísimo para mi gusto , aunque muy corto , su pase por Okeh Records , impecablemente recogido en una especie de recopilatorio llamado Get Down with It ; yo a esto llegué un poco tarde  por afán de profundizar en icono tan legendario  y extravagante  ya que durante muchos años ( o al menos en las disquerías que frecuentaba ) no encontré en las baldas mas que vinilos de grandes éxitos que no provocaron  el impulso de compra inmediata necesario  ; raro en aquellos  momentos de adquisición compulsiva y muy susceptible de caer  ( todavía hoy )  en las trampas y laberintos de la cultura rock , pero así fue  , muy poco visible y de difícil accesibilidad para mí .






The Rill Thing ( 1970 ) , autoproducido y registrado en los legendarios estudios Fame en Muscle Shoals ( garantía de lo MEJOR de lo MEJOR , el armazón de todo ) , recupera a un Little Richard sobrado artísticamente aunque en lo personal estuviera literalmente hundido en pleno apogeo de su consumo de coca ( y de todo ) y rechazado por su comunidad eclesial por esto mismo y otros excesos , no resulta difícil imaginarlos . Se trata de un puñado de canciones que se fundamentan en la adaptación e intento y logro de reactualización de esquemas ancestrales de la música del pantano que logran condensar , en mi opinión , toda la mitología del Sur o al menos toda la idea que tengo de ella ; temas de una urgencia que parecen venir de ese pasado siempre atormentado en aquel paisaje inhóspito que determina la forma de ser de los que lo habitan ; urgencia ( Two-Time Loser ) que viene de la mano de una impronta rítmica pegajosa ( Dew Drop In ) con Travis Wamack ( scratch guitar ) implicado y muy caliente , funk crujiente y tórrido ( la climatología también determina nuestra forma de ser ) , gospel ( su género favorito , es su cuna ) , soul de vientos lúbricos y blues rápido , crujiente y denso , tan denso como la propia dimensión onírica del gran pantano de Luisiana ; encima la deidad inventada por ella misma del bigote recortado se olvida por momentos del exagerado exhibicionismo vocal que le es innato en favor de una mayor emoción , lo que favorece la veracidad y autenticidad del retrato ; el vicio reconvertido y concentrado en virtud , pecado y redención , el Sur , impagable sensación cuando el reproductor cruje y deja crujir , un placer sostenido . 
Doy un salto al río antes de que crezca más ( preciosas fotos la de Santiago en Intrusos en la Red ) y dejo apartado The King of Rock´n´Roll ( 1971 )porque lo considero el más profusamente reseñado por ser en realidad un condensado de esta fértil etapa y The Second Coming ( 1972 ) para llegar al que sería la última aportación de Richard al catálogo Reprise.



Northern Child ( 1972 ) nació abortado y no se llegó a editar hasta 2005 completando la edición del condensado de Rhino , una muestra más del inagotable archivo del acervo musical norteamericano todavía inédito y lo que te rondaré morena . Directamente , un disco gran reserva country soul ya macerado por el tiempo y la experiencia que le aleja de la autoparodia artística que no personal ; no sé si una llamada a la puerta de las emisoras de radio que le volviese a conectar con el público blanco no demasiado receptivo a su propuesta en aquel momento, en cualquier caso una nueva cima aunque se escape a los no tan definidos cánones del género ; en realidad éste ya nació un tanto indeterminado por la riqueza que ofrece el mestizaje ( mestizaje también cultural y racial ) entre el country y el soul aunque siempre guarden puntos en común como la densidad emocional de cálida palpitación y ser concebido con más espontaneidad que premeditación ; basta escuchar Ain´t No Tellin ´ u Over Yonder , adornadas sutilmente por la slide de Sneaky Pete Kleinow y emocionarse para colocarlo en la balda de los elegidos ; sí , junto a Modern Sounds in Country & Western Music de Ray Charles , The Fabulous Charlie Rich , If You Need Me de Solomon Burke , Nobody´s Fool de Dan Penn , y los discos de Larry Jon Wilson , Tony Joe White , Percy Sledge , Bobbie Gentry ,George Soulé , Jim Ford, Dallas Frazier , Spooner Oldham y demás realeza country soul ; enganchadísimo a este negociado , bueno , nunca lo he dejado de estar , para mí es una purga natural que regenera por fuera y por dentro ;llámalo necesidad.

 Podría estar como una cabra , que lo estaba , pero sabía muy bien que la única forma de no ser tan vulnerable , que lo era , era moverse para autoprotegerse , no estarse quieto aun cuando nunca dejase de ser él mismo ni abandonase su indeleble y casi primitiva fórmula vocal ; creo que estos dos registros bien lo extraen de percibirlo tan sólo como un imaginario cultural vacuo , como una figura asumida y hueca ,yo permanecí mucho tiempo en el error  . Genio y ( un ) Figura .
   

3 comentarios :

  1. Ahí tengo, en un pedestal, mi "The Complete Reprise Recordings"; me descubrió al definitivo rey del Rock and Roll. Considero que en los 50 no había humano sobre la tierra que le hiciera sombra a la hora de hacer rock and roll y con la etapa Reprise reivindicó su trono con estos discos memorables, eso sí, ya eran otros tiempos y otras modas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. que buena entrada !!! tengo el "Okeh Sessions" que me encanta, pero este Southern Child lo voy a buscar ya mismo. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Little Richard is God. Y lo sabes. Grande Jesus. Abrazo, querido.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...